El caso de los diez i10

He tenido el grandísimo honor de vivir esta campaña desde dentro. No puedo llamarla trabajo, claro. Pero aun así, ahí estaba yo, cuando los vídeos de Pilar todavía eran un DVD que no se leía en mi portátil, cuando el director creativo pasaba las horas enganchado a las estadísticas de Google atemorizado.

Sin motivo, sin duda.

Porque 60.000 inscripciones son muchas, muchas inscripciones. Porque hace semanas que acabó la campaña y el foro sigue vivo, incluso con quedadas entre los “buscadores de i10″. Porque cuando uno recibe comentarios como “todos los coches deberían tener campañas de lanzamiento como esta”, uno no puede evitar tener una sonrisa tonta en la boca, como si se acabara de enamorar.

Me sigue sorprendiendo el nivel de inscripciones, sobre todo porque cuando vuelvo a mi trabajo, al de verdad, la gente no ha oído hablar de la campaña. No saben qué es un blog, muchos de ellos, y a la hora en que ponen Sé lo que hicisteis están en la oficina, de acuerdo. Ni siquiera son target, así que no es preocupante. Pero, entonces, si las inscripciones están tan cualificadas, 60.000 es un número mucho más grande que en abstracto.

Impresiona sentir que has llegado a tanta gente. Que les has divertido, que les has hecho unirse, que les has enganchado, que les has robado horas de sueño.

Por eso, quiero mandar desde aquí una felicitación de todo corazón a Guillermo Chirinos.

Porque él y su equipo lo merecen, sin duda.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad